Inicio

A veces, cuando echamos una mirada al mundo de la misma forma que recorremos el horizonte, podemos desanimarnos, sentir en el fondo ese sentimiento de derrota incluso antes de la batalla. Es verdad que la labor es inmensa y el mundo mejor que soñamos casi siempre se viste con la tela de la utopía. Por lo tanto, si nos damos el tiempo de observar uno a uno los individuos de este mundo y a los agrupamientos sociales, podemos vislumbrar el mismo impulso que algún día animó a los grandes revolucionarios. Alrededor del globo, desde los países más ricos a los más pobres,  de los vecindarios burgueses de Paris a las favelas de Rio, del distrito financiero de NY hasta la sabana congoleña, los hombres y las mujeres vibran juntos, gritan sus penas, atropellan sus ideas recibidas, se levantan frente a la injusticia, reciben golpes sin flaquear.

La superficie de la Tierra calienta, es el pueblo que hierve, las revueltas florecen por todo el mundo, las consciencias se despiertan y si los crímenes se mantienen impunes, ya no se olvidan.
Hoy el mundo abre los ojos y se revuelta frente a los horrores e injusticias que descubre….ciertamente muchos lo hacen en silencio porque ignoran que somos muchos los que soñamos en el mismo mundo.

La aventura más difícil y también la más honorable es la de vivir juntos, aceptar al otro con sus defectos y cualidades como el hecho de apreciar la vida con sus buenos y malos momentos. Esta aventura es necesaria en todo tipo de cambio, porque en soledad, no somos más que la sombra de nuestras ideas, únicamente siendo muchos es que los pensamientos se transforman en palabras silabeadas, siendo mucho más numerosos es que las palabras se convierten en actos y estando todos juntos unidos es cuando movemos montañas.

Esto es lo que representa Comida No Bombas (Food Not Bombs), no se trata de un movimiento, aunque esté presente en más de 60 países con 500 capítulos en Estados Unidos y otros 500 en el resto del mundo, Comida No Bombas es una idea, un ideal compartido en el mundo entero, el de sentarse en una mesa o en una banqueta y comer en compañía de extraños, compartir un instante que se mantiene por lo general, en la intimidad de la familia. CNB es la comida para unir la familia humana, para que los que no se conocen y que comparten cosas en común empezando por el deseo de ser feliz, puedan sentarse juntos, platicar, compartir y talvez, si les nace, iniciar el cambio que esperan ver.

Esta comida busca ser lo más justa posible hacia el medio ambiente. De esta manera, recicla frutas y verduras cuando los mercados cierran para aprovechar lo que se desperdicia, cocina platillos 100% veganos, sin productos animales, con respeto a nuestra salud y la de nuestros colegas, los animales.

CNB está abierto a todos, porque hay demasiados lugares en el mundo donde estamos separados. Los invitamos a boicotear la división durante una comida, y unirse a nosotros, sin importar su origen social, ideas, preferencias políticas u otras, los llamamos para que vengan a compartir este momento con nosotros, para disfrutar juntos platillos hechos con amor, para sonreír y reir juntos, intercambiar y compartir.

Anuncios

5 Respuestas a “Inicio

  1. ety ke onda los he tratado de contactar via facebook pa ver si se hace ke el keith Machnery vaya con ustedes y de alguna charla si gustan, ke onda como ven seria ya en diciembre,

    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s